Bulgaria se inspira en la Ley Concursal española para regular sus procesos de insolvencias

Bulgaria se inspira en la Ley Concursal española para regular sus procesos de insolvencias

La Cámara ha recibido a una delegación de juristas búlgaros interesados en conocer la normativa y particularidades del procedimiento de insolvencia y concursal en España, que dentro de la Unión Europea es la que presenta más similitudes con la reglamentación búlgara. Con este objetivo, la Cámara de Madrid ha organizado una reunión de estudio de la normativa en su sede.

La delegación para este estudio, que es parte sustantiva del proyecto “Publicidad y transparencia del procedimiento de insolvencia” del Ministerio búlgaro de Justicia y que cuenta con financiación europea, está liderada por Neli Madanska. Este proyecto tiene como objetivo general estimular la confianza de los ciudadanos en el sistema judicial, mediante la introducción de medidas para mejora la cooperación entre le Ministerio de Justicia, el Tribunal Supremo de Casación, los juzgados de apelación y de primera instancia, y promover la eficacia y transparencia en la aplicación de la legislación en materia de insolvencia.

parliament

La delegación búlgara se interesó por diversos aspectos de la Ley Concursal española, que se aprobó en 2003, en una coyuntura económica claramente diferente a la actual. Dicha ley tenía como propósito fundamental la conservación de la actividad de las empresas que entraban en este procedimiento. Sin embargo, hoy por hoy, la mayor parte de los concursos que se tramitan acaban con la liquidación de la empresa, el cese de la actividad y el despido de los trabajadores. El año pasado se alcanzaron 6.000 concursos de acreedores declarados y en el primer trimestre de este año ya hay más de 1.800 concursos en proceso.

El magistrado Francisco de Borja Villena se refirió al proyecto de reforma de la norma concursal española, que se tramita en las Cortes Generales y cuya aprobación definitiva está prevista para este verano. En este sentido, expresó que en la configuración del concurso, como instrumento en la reestructuración de la economía española, se hace más necesario que los profesionales de Derecho y los jueces en especial, aborden estas cuestiones con una especial sensibilidad y responsabilidad, además de adoptar una perspectiva empresarial más que meramente dogmática.