Cierre de 800 pymes deja a 5 mil sin empleo

Cierre de 800 pymes deja a 5 mil sin empleo

Cerca de 250 millones de dólares dejarán de aportar este año las pequeñas y medianas empresas al Producto Interno Bruto (PIB) como consecuencia de los estragos que hizo la crisis económica mundial en la economía nacional en el 2009, según el balance de cierre de año que presentó ayer el Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme).

problemas-pais

En total 800 pymes cerraron operaciones en su mayoría madereras, de textil vestuario, calzado, turismo y artesanía, medida que dejó en el desempleo a unos 5 mil trabajadores, precisó el presidente de Conimipyme, Gilberto Alcócer.

Alcócer atribuyó el saldo negativo del sector a la caída del flujo de remesas y a la reducción de las exportaciones, principalmente hacia Estados Unidos.

Datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) reflejan que en los primeros 10 meses del año el país dejó de percibir en remesas cerca de 42.8 millones de dólares, para totalizar un ingreso de 637.5 millones inferior a los 680.3 millones en el mismo periodo del 2008.

Las exportaciones hasta noviembre de 2009 cayeron en 110 millones de dólares (7.59 por ciento), lo que significó 1,341 millones de dólares frente a los 1,451 millones de dólares logrados en el mismo periodo del 2008, según cifras preliminares del Centro de Trámite de las Exportaciones (Cetrex).

“La actividad económica se redujo. Vamos a cerrar con una actividad económica menor de la que se tenía prevista. Nosotros creíamos que este año íbamos a crecer un 10 por ciento, pero con todo este problema de cierre de empresas, estimamos que se nos va a reducir un cinco por ciento la actividad económica”, expresó Alcócer.

Indicó que esa baja en la actividad económica se verá reflejada en la reducción del aporte de las pymes este año al PIB, cuya baja rondará los 250 millones de dólares.

Alcócer recordó que el sector de la pequeña y mediana empresa aporta en promedio el 40 por ciento del ingreso total del país, que alcanzó en el 2008 los 6 mil 365 millones de dólares.

Conimipyme aglutina a más de 18,500 pequeñas y medianas empresas de todos los sectores productivos, de las 155 mil que existen en el país, lo que representa el 20 por ciento de la masa empresarial nicaragüense.

El representante gremial espera que el próximo año el sector se recupere, pese a que entrará en vigencia la reforma fiscal que aprobó la Asamblea Nacional, que eleva la carga tributaria a la empresa privada.

ESPERAN RECUPERAR EMPLEOS EN EL 2010

Las pymes emplean en promedio a unas 800 mil personas, estimó Alcócer, quien pronosticó un crecimiento de un 10 por ciento en el número de empleos para el próximo año, lo que permitirá recuperar los que se perdieron este año.

Ese crecimiento en el empleo será estimulado principalmente por una inversión de 100 millones de dólares que espera el próximo año el sector aplicar para mejorar sus sistemas productivos.

Alcócer señaló que, aunque han estudiado varios escenarios con respecto a la reforma fiscal y que han visto que no se afecta fuertemente al sector, desde enero empezarán un monitoreo para visualizar la adaptación de las pymes al nuevo escenario fiscal.

El sector demandó al Gobierno la instalación del Consejo Nacional de las Mipyme, para incentivar la participación en las políticas públicas y de crecimiento del sector en el 2010.

Asimismo pidieron la creación de la Autoridad de Control del Sistema de Sociedades de Garantías Recíprocas.

CIFRAS OFICIALES NO CUADRAN

El presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur), Leonardo Tórrez Céspedes, reconoció las severas afectaciones que vive el sector, pese al esfuerzo que han hecho para mitigar la caída en su actividad económica.

En el caso de las pymes turísticas, Tórrez señaló que las cifras de crecimiento del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) no cuadran con los registros del sector de las pequeñas y medianas empresas.

Explicó que mientras el Intur reporta un crecimiento cercano al 10 por ciento, ellos registran un crecimiento entre 3 y 4 por ciento. El problema, según Tórrez, es que los turistas que están llegando al país están gastando menos de 50 dólares al día.

Los artesanos figuran entre los sectores más afectados con la crisis que atravesó este año el país.

La presidenta de la Red de Artesanos de Centroamérica y el Caribe, Silvia Tórrez, aseguró que debido a la crisis política que atraviesa Honduras este año tuvieron que cerrar un puesto de venta y promoción de las artesanías nicaragüenses en ese país.

Eso significó para el sector la pérdida de casi un millón de dólares.

El gerente de la embutidora Delmor, Zacarías Mondragón, dijo que aunque las ventas no cerraron en negativo este año, no se “logró lo que nosotros esperábamos”. Señaló que ellos proyectaban un crecimiento en las utilidades de un 8 por ciento, pero que al cierre del año fiscal solamente lograron entre un 3 y 4 por ciento.

Desempleo preocupa a los nicas
Para los nicaragüenses el principal problema que atraviesa el país es el desempleo, según reveló la última encuesta de la firma M&R Consultores.

La encuesta, realizada entre el 27 de noviembre y el 5 de diciembre de este año, refleja que 32.9 por ciento de los consultados concuerdan que el desempleo es principal problema, seguido por la pobreza (23.1 por ciento), el alza de los precios y los servicios públicos (12.3 por ciento), la delincuencia (11.8 por ciento), los problemas políticos (9 por ciento), entre otros.

En las últimas tres encuestas realizadas este año por M&R Consultores, el desempleo se ha ubicado como el principal problema de los nicaragüenses.

El estudio abordó a 1,600 personas mediante entrevistas cara a cara. El margen de error estimado es de más o menos 2.5 por ciento, con un nivel de confianza del 95.5 por ciento.

Quienes más dijeron que el principal problema es el desempleo fueron los consultados en el sector rural (41.6 por ciento).

La encuesta también muestra que el 33.2 por ciento de los consultados afirmó que en los últimos 12 meses alguien de su familia ha perdido su empleo. Quienes más hacen esa aseveración son los consultados en el área rural (37.1 por ciento), los que residen en el sur oriente del país (35.6 por ciento) y los jóvenes (37.2 por ciento).