COD pide auditoría técnica para determinar quiebra en fundidora

COD pide auditoría técnica para determinar quiebra en fundidora

La Central Obrera Departamental (COD) exige que se realice una auditoría técnica y otra administrativa para establecer la posible pérdida que ocasionaría la quiebra de la Empresa Metalúrgica Vinto (EMV) por una mala administración, según denunció el ejecutivo Vladimir Rodríguez, afirmando que fueron los trabajadores quienes alertaron sobre ese hecho.

bolivia-exportara

El máximo dirigente de la COD mencionó que a finales de la gestión 2012 informó sobre la pérdida que arrastraba el Complejo Metalúrgico Vinto por el mal control de la recuperación de polvos del proceso metalúrgico, a lo que se suma la deuda que tiene con las empresas mineras de Huanuni y Colquiri por la entrega de concentrados de estaño.

Dijo Rodríguez que “la única forma de establecer de forma concreta a cuánto asciende la pérdida es a través de una auditoría técnica y otra administrativa, puesto que el Ministerio de Transparencia ya tiene conocimiento y también el ministro de Minería, Mario Virreira, quien ha señalado que se debe actuar con transparencia para aclarar este hecho que nos preocupa a los mineros y todos los trabajadores”.

Lo que nos causa extrañeza es que la Brigada Parlamentaria solicitó informes oficiales sobre el resultado de la gestión técnica y administrativa, habiendo recibido datos e información disfrazada, lo que no permitió establecer a cuánto asciende la pérdida que se estima sólo del material en circuito (pipe line) en más de 20 millones de dólares, indicó el ejecutivo de la COD.

Ratificó que la deuda que tiene la Metalúrgica Vinto por la entrega de concentrados de estaño producido en Huanuni y Colquiri asciende a más de 760 millones de bolivianos, que supone más de 100 millones de dólares, además de valores que se deben recuperar en los Cedeims (Certificados de devolución impositiva) por un valor superior a 396 millones de bolivianos, que sería aproximadamente 57 millones de dólares, además de otras deudas que con facilidad sumarían en total más de 170 millones de dólares.

“Existiendo una deuda de más de 170 millones de dólares y sólo algo más de dos millones de dólares disponibles en bancos, se demuestra que no hay un equilibrio económico y que la fundición de Vinto está en quiebra, lo que pedimos que sea revisado y constatado a través de una auditoría técnica, financiera y administrativa, para que no sigan desangrando a la metalúrgica que era la única empresa rentable en el país”, aseguró Vladimir Rodríguez, al anunciar que pedirá un informe y la intervención directa del Ministerio de Minería, para que el ministro Virreira justifique por qué hay malos manejos y mala administración en la fundición de Vinto.

COMPRA DE EQUIPOS

bolivia-metalEl dirigente de la COD, se refirió a la auditoría administrativa que es necesaria para establecer e identificar a los responsables de la compra de equipos inservibles como una locomotora china que costó más de 1,7 millones de bolivianos, que ahora no funciona por ser un equipo de mala calidad que incluso fue rechazado por los técnicos de la Metalúrgica Vinto, al no ser garantizado para el trabajo en la fundición, puesto que la locomotora que existía duró más de 40 años, desde el inicio de operaciones de la planta.

Otras adquisiciones irregulares fueron un puente grúa, que costó algo más de 1,4 millones de bolivianos, y un montacargas que tampoco cumplen una función en las tareas de refinación técnica, manifestó al indicar que los equipos de fabricación alemana trabajaron más de 40 años, presentando los últimos comprados serias deficiencias, dijo el ejecutivo de la máxima organización laboral, al justificar que se deben investigar esos hechos.