Título Noveno Rol de la Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio

Rep. Dominicana - Ley de reestructuración mercantil o liquidación judicial de empresas en la república dominicana

Título Octavo La Cooperación en los Procedimientos Internacionales SUMARIO Ley de reestructuración mercantil o liquidación judicial de empresas en la república dominicana

Capítulo I Atribuciones

Artículo 323 – La administración de la presente ley se delega en el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, Distrito Nacional, la cual operará como órgano auxiliar del poder judicial, con autonomía técnica y operativa, estableciendo un Centro de Reestructuración Mercantil con jurisdicción nacional que garantice su homogénea, predecible y transparente implementación. El Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio en funciones, tendrá las atribuciones siguientes:

Artículo 324 – El deudor que enfrente problemas económicos o financieros, podrá acudir ante el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio a efecto de elegir a un Conciliador, de entre aquéllos que estén inscritos en el registro, para que funja como amigable componedor entre él y sus acreedores. Todo acreedor que tenga a su favor un crédito vencido y no pagado también podrá acudir ante el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio para hacer de su conocimiento tal situación y solicitarle la lista de Conciliadores.

I) Autorizar la inscripción en el registro correspondiente de las personas que cumpla los requisitos necesarios para la realización de las funciones de Verificador, Conciliador y Liquidador en los procedimientos de reestructuración mercantil y Liquidación Judicial;

II) Constituir y mantener los registros de Verificadores, Conciliadores y Liquidadores;

III) Revocar, en los casos en los que conforme a esta Ley proceda, la autorización para la realización de las funciones de Verificador, Conciliador y Liquidador en los procedimientos de reestructuración mercantil y Liquidación Judicial;

IV) Designar a las personas que desempeñarán las funciones de Verificador, Conciliador y Liquidador en cada procedimiento de reestructuración mercantil y Liquidación Judicial, de entre las inscritas en los registros correspondientes;

V) Establecer, mediante disposiciones de aplicación general, los procedimientos aleatorios para la designación de los Verificadores, Conciliadores o Liquidadores;

VI) Elaborar y aplicar los procedimientos públicos de selección y actualización para la autorización de Verificador, Conciliador o Liquidador, debiendo publicar previamente los criterios correspondientes;

VII) Establecer el régimen aplicable a la remuneración de los Verificadores, Conciliadores y Liquidadores por los servicios que presten en los procedimientos de reestructuración mercantil y Liquidación Judicial;

VIII) Supervisar la prestación de los servicios que realicen los Verificadores, Conciliadores y Liquidadores en los procedimientos de reestructuración mercantil y Liquidación Judicial;

IX) Promover la capacitación y actualización de los Verificadores, Conciliadores y Liquidadores inscritos en los registros correspondientes;

X) Realizar y apoyar análisis, estudios e investigaciones relacionados con sus funciones;

XI) Difundir sus funciones, objetivos y procedimientos, así como las disposiciones que expida conforme a esta Ley;

XII) Elaborar y dar a conocer estadísticas relativas a los procedimientos de reestructuración mercantil y Liquidación Judicial;

XIII) Expedir las reglas de carácter general necesarias para el ejercicio de las atribuciones señaladas en los numerales IV), V), VII) y IX) de este artículo;

XIV) Las demás que le confiera esta Ley.

Párrafo I: Todas las Cámaras de Comercio y Producción podrán establecer en sus respectivas jurisdicciones, un Centro de Reestructuración Mercantil dedicado a administrar de forma delegada en todo o parte los procedimientos establecidos por la presente ley, de conformidad con las disposiciones del reglamento de aplicación XIII)

Artículo 325 – El Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio deberá notificar al solicitante por escrito, dentro de los quince (15) días hábiles siguientes a la fecha de la solicitud correspondiente, la lista a la que se refiere el párrafo anterior. Los honorarios del Conciliador serán a cargo del solicitante.

Artículo 326 – En ningún caso el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio será responsable por los actos realizados por el Conciliador que el deudor, en su caso, o cualquier acreedor hubieren elegido.

Capítulo II Los Verificadores, Conciliadores y Liquidadores

Artículo 327 – Las personas interesadas en desempeñar las funciones de Verificador, Conciliador o Liquidador en los procedimientos de reestructuración mercantil y Liquidación Judicial, deberán solicitar al Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio su inscripción en el registro respectivo, de conformidad con las disposiciones previstas en este capítulo.

Artículo 328 – Para ser registrado como Verificador, Conciliador o Liquidador, las personas interesadas deberán presentar por escrito su solicitud al Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio, con los documentos que acrediten el cumplimiento de los siguientes requisitos:

I) Tener experiencia relevante de por lo menos cinco (5) años en materia de administración de empresas, asesoría financiera, jurídica o contable;

II) No desempeñar empleo, cargo o comisión en la Administración Pública, ni ser parte de los Poderes Legislativo o Judicial;

III) Ser de reconocida probidad y Solvencia Moral;

IV) Cumplir con los procedimientos de selección que aplique el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio, así como los procedimientos de actualización que determine la misma; y

V) No estar sub – júdice o haber sido condenado por un delito intencional, y estar en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos, incluyendo no haber sido inhabilitado, de acuerdo a las leyes vigentes, para ejercer un empleo, cargo o comisión en el servicio público, el sistema financiero, o para ejercer el comercio.

Párrafo I. Las personas que cumplan con los requisitos señalados en este artículo, serán inscritas por la Centro de Reestructuración Mercantil en los registros de Verificadores, Conciliadores o Liquidadores, previo pago de los derechos correspondientes.

Artículo 329 – El Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio tiene facultad para, si así lo estimara conveniente, requerir, a través de disposiciones de carácter general, de los Verificadores, Conciliadores o Liquidadores una garantía para asegurar su correcto desempeño en cada procedimiento para el que sean designados.

Artículo 330 – No podrán actuar como Verificadores, Conciliadores o Liquidadores en el procedimiento de Reestructuración Mercantil o Liquidación Judicial de que se trate, las personas que se encuentren en alguno de los siguientes supuestos:

I) Ser cónyuge, pariente o afín dentro del cuarto grado, del deudor, de alguno de sus acreedores o del juez de primera instancia del domicilio del deudor;

II) Estar en la misma situación a que se refiere el numeral anterior respecto de los miembros de los órganos de administración, cuando el deudor sea una persona moral o, en su caso, de los socios de la persona moral;

III) Ser abogado, apoderado o persona autorizada, del deudor o de cualquiera de sus acreedores, en algún juicio pendiente;

IV) Mantener o haber mantenido durante los seis meses inmediatos anteriores a su designación, relación laboral con el deudor o alguno de los acreedores, o prestarle o haberle prestado durante el mismo periodo servicios profesionales independientes siempre que éstos impliquen subordinación;

V) Ser socio, arrendador o inquilino del deudor o alguno de sus acreedores, en el proceso al cual se le designe; o

VI) Tener interés directo o indirecto en el procedimiento de reestructuración mercantil o Liquidación Judicial o ser amigo muy cercano o enemigo manifiesto del deudor o de alguno de sus acreedores.

Artículo 331 – Los Verificadores, Conciliadores o Liquidadores que se encuentren en alguno de los supuestos previstos en el artículo anterior, deberán excusarse; de lo contrario quedarán sujetos a las sanciones administrativas que resulten aplicables de conformidad con la presente Ley y a aquéllas que al efecto determine el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio. Lo anterior, sin perjuicio de que el deudor o cualquier acreedor o interventor puedan solicitar al Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio la sustitución en el cargo desde el momento en que tengan conocimiento del hecho, independientemente de la responsabilidad penal en que puedan incurrir los Verificadores, Conciliadores o Liquidadores.

Párrafo I. En caso de que iniciado el procedimiento surgiera impedimento, el Verificador, Conciliador o Liquidador deberá hacerlo del conocimiento inmediato del Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio; en caso contrario, le serán aplicables las sanciones a que se refiere este artículo.

Párrafo II. En todo caso el Verificador, Conciliador o Liquidador que se ubique en uno de los supuestos previstos en este artículo, deberá permanecer en el ejercicio de sus funciones hasta tanto se designe, en su caso, a quien deba sustituirlo, debiendo hacer entrega de la información y documentos a los que haya tenido acceso y de los bienes del deudor que haya tenido en su poder con motivo de sus funciones.

Artículo 332 – Son obligaciones del Verificador, Conciliador y Liquidador, las siguientes:

I) Ejercer con probidad y diligencia las funciones que la presente Ley les encomienda, en los plazos que la misma establece;

II) Supervisar y vigilar el correcto desempeño de las personas que los auxilien en la realización de sus funciones;

III) Efectuar las actuaciones procesales que les impone esta Ley, en forma clara y ordenada, poniendo a disposición de cualquier acreedor interesado y del deudor la información relevante para su formulación, a costa del acreedor que haya efectuado la solicitud por escrito que corresponda;

IV) Guardar la debida confidencialidad respecto de secretos industriales, procedimientos, patentes y marcas, que por su desempeño lleguen a conocer, en términos de lo previsto en la legislación aplicable a propiedad industrial e intelectual, así como el sentido de las actuaciones procesales que en términos de la presente Ley se encuentre obligado a efectuar;

V) Abstenerse de divulgar o utilizar en beneficio propio o de terceros, la información que obtenga en el ejercicio de sus funciones;

VI) Brindar al Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio toda clase de facilidades para la inspección y supervisión del ejercicio de sus funciones;

VII) Cumplir con las disposiciones de carácter general que emita el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio; y

VIII) Cumplir con las demás que ésta u otras leyes establezcan.

Artículo 333 – El Verificador, Conciliador y el Liquidador, así como sus Auxiliares Expertos, tendrán derecho al cobro de honorarios por la realización de las funciones que esta Ley les encomienda. El régimen aplicable a los honorarios será determinado por el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio mediante reglas de carácter general, de conformidad con lo siguiente:

I) Serán acordes con las condiciones del mercado laboral y tendentes a lograr la inscripción de personas idóneas y debidamente calificadas para el desempeño de sus funciones en el registro a que se refiere el capítulo siguiente;

II) Se pagarán en los términos que determine el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio;

Párrafo I. La remuneración del Conciliador y del Liquidador estará vinculada a su desempeño, y será pagada como una acreencia nacida con posterioridad al inicio del procedimiento.

Capítulo III El Registro de los Verificadores, Conciliadores y Liquidadores

Artículo 334 – El Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio mantendrá un registro actualizado de Verificadores, Conciliadores y Liquidadores, diferenciados según las categorías que al efecto determine mediante disposiciones de carácter general.

Artículo 335 – Solamente podrán fungir como Verificadores, Conciliadores o Liquidadores, las personas que se encuentren inscritas en el registro correspondiente, salvo lo dispuesto en el numeral II) del Artículo 44.

Artículo 336 – La designación de Verificadores, Conciliadores y Liquidadores para procedimientos de reestructuración mercantil y Liquidación Judicial se efectuará mediante los procedimientos aleatorios que determine el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio a través de disposiciones de carácter general.

Artículo 337 – El Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio podrá imponer como sanción administrativa a los Verificadores, Conciliadores y Liquidadores, según la gravedad de la infracción cometida a lo dispuesto en esta Ley, la amonestación, la suspensión temporal o la cancelación de su registro.

Artículo 338 – El Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio podrá determinar la cancelación del registro de Verificadores, Conciliadores o Liquidadores, cuando:

Párrafo I: Dichas sanciones administrativas son independientes de la eventual responsabilidad penal que se les pueda retener a quienes no cumplan con las funciones encomendadas.

I) No desempeñen adecuadamente sus funciones;

II) No cumplan con alguno de los procedimientos de actualización que aplique el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio;

III) Sean condenados mediante sentencia ejecutoria por un delito intencional, o sean inhabilitados el ejercicio pleno de sus derechos civiles y políticos, incluyendo inhabilitación para empleo, cargo o comisión en el servicio público, el sistema financiero, o para ejercer el comercio;

IV) Desempeñen empleo, cargo o comisión en la Administración Pública, o sean parte de los Poderes Legislativo o Judicial en cualquiera de los tres ámbitos de gobierno;

V) Rehúsen el desempeño de las funciones que le sean asignadas en términos de esta Ley en algún procedimiento de reestructuración mercantil o Liquidación Judicial al que hayan sido asignados sin que medie causa suficiente a juicio del Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio; o

VI) Hayan sido condenados por sentencia ejecutoria al pago de daños y perjuicios derivados de algún procedimiento de reestructuración mercantil oLiquidación Judicial al que hayan sido asignados.

Artículo 339 – El Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio resolverá sobre la amonestación, la suspensión temporal o la cancelación del registro de los Verificadores, Conciliadores y Liquidadores, dando audiencia al interesado. Contra la resolución del Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio no procederá recurso alguno.

DISPOSICIONES GENERALES

I. Salvo excepciones expresas, esta Ley deroga y sustituye toda ley o parte de una ley que le sea contraria, especialmente las disposiciones concernientes a la quiebra comercial del Código de Comercio de la República Dominicana promulgado el día 5 de junio de 1884.

II. Esta Ley entrará en vigor dieciocho (18) meses después de su promulgación.

III. Las atribuciones de la Cámara de Comercio establecidas en esta Ley serán ejercidas por el Centro de Reestructuración Mercantil de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, Distrito Nacional en funciones de Centro de Reestructuración Mercantil. Las Cámaras de Comercio provinciales podrán de forma delegada administrar el procedimiento en sus respectivas jurisdicciones, de conformidad con los reglamentos que se dicten al efecto.

IV. El reglamento de aplicación de la presente ley se dictará dentro de los noventa días siguientes a su promulgación y su elaboración y promulgación corresponde al Poder Ejecutivo.

Título Octavo La Cooperación en los Procedimientos Internacionales SUMARIO