Empresas locales tienen menos riesgo de quebrar que el promedio mundial

Empresas locales tienen menos riesgo de quebrar que el promedio mundial

La tasa es del 35%, quince puntos inferior a la media

El riesgo de que una empresa quiebre o se vuelva incobrable en la Argentina es menor al 35%, mientras que en el resto del mundo el porcentaje promedio supera el 50 por ciento.

Las estadísticas fueron entregadas por especialistas en finanzas y comercio exterior que participaron ayer en Buenos Aires de la 10º Conferencia Coface de Riesgo Mundial.

empresa-argentina

Germán Fliess, gerente general de la firma que opera en 77 países, explicó que “es cierto que hay actividades que bajaron mucho producto de la crisis externa, pero la verdad es que estamos bien protegidos bajo estas circunstancias”.

La firma, de origen francés, mide el riesgo de insolvencia de las empresas como consecuencia de las situaciones de cada país, y por ejemplo, en la Argentina, donde tienen el 50% de su cartera, en los últimos dos años y medio ha habido disminución de quiebras y concursos.

El ejecutivo atribuyó la buena performance a “la apuesta al mercado interno” que hacen las empresas, y puntualizó que “si bien ha disminuido un poco la actividad en algunas áreas, el modelo sigue siendo el mismo, por lo que no vemos cortes en las cadenas de pagos”.

Según Fliess, “las empresas se han sabido defender, han aprovechado las políticas del gobierno, y estamos hablando no sólo de las grandes sino también de las pequeñas y medianas firmas, más allá de algunos problemas que pueden surgir en las economías regionales”.

Rescate

En la última década Argentina también ha tenido la particularidad de ser un país con una gran cantidad de empresas recuperadas, que pueden resurgir no sólo por el ímpetu de sus empleados sino también por el fuerte apoyo estatal que reciben.

Según datos oficiales hay 709 casos en el país que emplea a 26.000 trabajadores, de los cuales 316 son empresas quebradas, abandonadas o vaciadas por sus dueños y recuperadas por sus trabajadores; y 393 son emprendimientos que nacieron de desocupados, que se organizaron espontáneamente o que fueron motivados para ello por programas asistenciales del Estado.

En el seminario realizado en el Hotel Marriot de la ciudad de Buenos Aires también se disertó sobre el riesgo país mundial y los actores del comercio exterior. Sobre esos aspectos expusieron Enrique Mantilla, presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), y Diego Santiesteban, presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA).

Mantilla explicó que “debemos entender el sistema de funcionamiento de comercio administrado que tiene la Argentina hoy, ver los problemas de riesgo que hay en otros países por cuestiones geopolíticas, y analizar la baja de los precios de los commodities”.